La sostenibilidad tendrá sus propias «normas contables» desde el 1 de enero

Fuente: El Economista