El Tribunal Supremo obliga a los socios a tributar por su empresa mientras no la registren

Fuente: El Economista