Con la nueva ley, las firmas de criptoactivos infractoras afrontan multas del triple del beneficio

Fuente: El Economista